Escrito sobre Alex Rodríguez, Un Falso Negativo?

Este periodista hace un escrito acerca de lo importante que ha sido Alex Rodríguez para la prensa!

Alex Rodriguez - Yankees

Un amigo me preguntó esta semana: ¿Cuántas columnas consecutivas puedes sacar de Alex Rodríguez?

Mi respuesta final: 10. Ningún atleta moderno aporta más a la mesa de ideas. Él juega en Nueva York para un equipo que no llega a la Serie Mundial desde que él llegó. Él ha marcado números históricos, pero hizo trampa para lograrlo. Él es nuestro atleta mejor pagado en una economía en declive. Él es el cliente estrella de esta generación del agente más odiado en la industria. Él es apuesto y articulado, aunque su pulido carácter es tan maquinado que nadie puede relacionarse con él. Si los faranduleros y los blogs de celebridades tuvieran un draft de Gracias a Dios por este Atleta, él sería la primera selección.

Nos encanta cuestionar su labor en los momentos claves; él es notorio por sobresalir en las situaciones pequeñas y ahogarse en las grandes. Nos encanta recortar el nombre de los atletas y crear nombres pegajosos; "A-Rod" está perfecto. Nos encanta agarrar esos nombres pegajosos y cambiarlos para hacer chistes compactos; "A-Roid" está perfecto. Nos encantan los "¿qué pasa si?" y él ha proveído dos supuestos clásicos: ¿Qué habría pasado si se completaba aquel cambio a Boston, y qué habría pasado si los Yankees del 2004 terminaban aquella barrida en Fenway y A-Rod se convertía en un héroe de los playoffs?

Es un depósito de riquezas para los columnistas. A-Rod ha rebasado hasta la Zona de Tyson: cuando la vida de un atleta se torna tan bizarra que te haces insensible a cualquier nuevo giro de su historia. ¿A-Rod alegadamente arruinó el matrimonio de Maddona? No estoy pestañeando. ¿A-Rod se besa a sí mismo para una sesión fotográfica? ¿Y? ¿A-Rod tiene un tórrido romance con gemelas siamesas? Si tú lo dices. Él es A-Rod, carajo. Estoy preparado para lo que sea.

Mi historia favorita actualmente de A-Rod es su alegado efecto tóxico sobre sus compañeros. Los Yankees abandonaron el campamento de primavera con, según los reportes, la mejor química de equipo en años. El crédito se repartió entre los recién llegados CC Sabathia y Nick Swisher. Pero hay un mensaje común subrayado por los medios: la ausencia de A-Rod mientras se recupera de su cirugía de la cadera generó una atmósfera más relajada. Esta no es la primera vez que parece haber unido a un equipo con su simple desaparición: Pasó cuando se fue de Seattle (los Marineros ganaron 91 juegos con él y 116 juegos sin él al año siguiente) y Texas (71 a 89). Según la teoría, el circo eterno que rodea a A-Rod -- su insaciable apetito por recibir atención multiplicado por el continuo enfoque mediático -- eventualmente agobia a sus compañeros de equipo y afecta su juego.

Sólo existe un problema con la teoría: No es cierta.

De todas las descripciones de A-Rod publicadas a través de los años, nadie ha dicho que "es una mala persona". Escuchamos que es alguien raro, necesitado, engorroso, fácil de sacar de sus casillas, sin sentido del humor, obsesionado con su imagen, inseguro de sí mismo e incapaz de entrar en una dinámica de grupo. Jason Gay, quien publicó un perfil de A-Rod recientemente para la revista Details, reclamó que, al salir a cenar, A-Rod ordenó su comida basado en cómo quería que Gay lo percibiera, en vez de ordenar lo que quería. Él es simplemente un tipo extraño, no alguien con quien podrías viajar en un largo paseo, de seguro. Pero no es un mal tipo.

Si lo comparamos con Barry Bonds, no hay competencia alguna. Bonds tenía tres casilleros, menospreciaba a sus compañeros, era antagónico con los miembros de la prensa y alegadamente hizo trampa para sacar ventaja. Bonds parece una pesadilla incorregible, una tormenta perfecta de groserías. Otros cánceres notorios (Carl Everett, Albert Belle, Jeff Kent, Ugueth Urbina) se ganaron su reputación por ofenderse muy fácilmente o pelar con sus compañeros o ladrarle a los empleados del equipo. Al final, hasta Manny pasó a las fuerzas del mal, convirtiéndose en tal distracción que Boston le pagó a los Dodgers para que se lo llevaran.

Ahora explícame esto: ¿Cómo fue que los equipos fueron exitosos "milagrosamente" con todos los jugadores mencionados en el párrafo anterior? Everett ganó una Serie Mundial con los Medias Blancas. Kent y Bonds por poco ganan una si no fuera por los problemas del bullpen. Un jugador perplejo como Manny ganó dos sortijas, jugó en 10 equipos de postemporada y (muy, muy en secreto) compiló uno de los mejores resumé en la historia del béisbol. Rayos, Urbina era cerrador del equipo campeón del 2003 y fue a prisión cuatro años después por cortar severamente a dos empleados suyos en Venezuela con un machete y rociarlos con gasolina. ¡Él los cortó con un machete y les roció gasolina! ¿Tú crees que este era un buen tipo?

Sí, nos encanta romantizar la química del camerino, especialmente porque no la comprendemos, pero también porque es una historia que vende. ¡Estos tipos no ganan porque sean buenos, ganaron porque se llevan bien! ¡Ellos se apoyaron el uno al otro, se encargaron el uno del otro! ¡Jugaron en equipo! Tú sabes, el modelo "Hoosiers". ¿Acaso esto aplica a la NBA, la NFL y la NHL? Absolutamente. Tú no puedes ser exitoso individualmente sin la ayuda de tus compañeros, y tú puedes fracasar individualmente por culpa de tus compañeros. Esa dinámica frágil no puede verse comprometida.

Pero en el béisbol … el béisbol es un deporte individual enmascarado como un deporte en equipo. Tú eres una abejita laboriosa. Tú tienes un trabajo, y te corresponde a ti ejecutarlo. Sí, siempre es mejor llevarse bien. ¿Pero no podrías decir lo mismo sobre cualquier ambiente de trabajo? En última instancia, quedas sólo tú. Tú eres el que lanza, el que batea, el que defiende. Si todo el mundo rema en la misma dirección, fantástico. Tú puedes hasta ganar una división de esa manera -- el karma positivo inevitablemente te trae recuperaciones curiosas y suerte. De otra parte, los delirantemente felices Medias Rojas sin Manny sólo pegaron tres imparables en su juego más importante de la temporada (Juego 7 del campeonato de la Liga Americana del 2008). En algún momento en el béisbol, el talento triunfa sobre todo lo demás.

¿No me crees? Lee el libro "The Bronx Zoo" de Sparky Lyle y las divertidas historias de Reggie Jackson. Reggie hace que Bonds parezca más santo que el ciego de "American Idol". No ha existido un imbécil mayor que reclamara tanta atención. Durante una era en que los jugadores se comportaban de maneras reservadas, respetuosas, fajonas y no egoístas, Reggie escribía sus propias reglas. Por eso sus compañeros lo odiaban. Probablemente querían estrangularlo.

También ganaron con él la Serie Mundial de 1977 y 1978.

Agrega tres títulos más en Oakland y Reggie Jackson -- el mayor cáncer de camerino de su generación -- ganó cinco sortijas en siete años. Lo que me hace pensar que la química del béisbol está más sobrevalorada que Tim Burton. ¿Será posible?

Y hasta iré más lejos: Hay factores positivos innegables de contar con un antisocial antipático en todo taller íntimo de trabajo. ¿Tú conoces a ese tipo insoportable en tu dormitorio o en tu oficina? ¿No te gusta hablar de él a su espalda? Tú le tiras granadas tan pronto se va de la oficina. Es tu chiste permanente, un blanco fácil. Pero también es una fuerza que galvaniza, una de las pocas cosas que une al resto: un desdén mutuo por un solo ser humano que no desaparecerá. Tú estás clavado con él, así que haces lo mejor posible -- vejándolo.

Es un cierto símbolo de hermandad. Aun cuando tú crees que genera división de grupo, él lo une más y lo distrae para que no se enfoquen individualmente en las deficiencias de otros. Él es tu señuelo malvado, tu Paula Abdul, tu Newman. Él es tu mal necesario.

Así que sí, puede ser que los Yankees no extrañen a A-Rod ahora mismo. Pero dale un par de semanas. Todo grupo necesita una oveja negra así como la necesita todo columnista para sus escribir sus columnas. Puede ser que los Yankees del 2009 no aprecien a Alex Rodríguez todavía, pero yo sí lo aprecio. Yo no escribiré 10 columnas de A-Rod, pero podría hacerlo, y quizás eso es lo que importa.

 

Fuente: Espndeportes.com

Posted by David Home 10.04.